lunes, 11 de febrero de 2019

jueves, 7 de febrero de 2019

Cachalote (Physeter macrocephalus)

Lejos, en el horizonte, se divisa una sugerente y enérgica expulsión de agua. Por su dimensión debe de tratarse del soplo de un gran animal en la superficie. Los monitores encargados del avistamiento de cetáceos gritan, ¡Es inclinado!, ¡inclinado...!. !Cachalote a la vista!. Rápidamente, la embarcación cambia de rumbo para dirigirse a un punto cercano donde poder observarlos mejor, pero siempre guardando las distancias regladas para realizar este tipo de avistamientos sin molestar ni interferir en los animales, es por ello que paran los motores.

En aguas del Estrecho, es posible divisar con suerte dos especies de ballenas de manera permanente, el rorcual común (Balaenoptera physalus) y el cachalote (Physeter macrocephalus). La mejor forma de diferenciarlos en la distancia es ver la dirección que toma su soplo, perpendicular a la lámina de agua en el caso del rorcual común, e inclinado unos 45º hacia delante y a la izquierda en el cachalote. 

Los cachalotes hacen inmersiones que pueden alcanzar los 1.200 metros de profundidad. La media de estas inmersiones suele durar unos 50 minutos, para después emerger de nuevo a la superficie donde realizan descansos de aproximadamente 10 minutos.

Ese día tuvimos suerte y pudimos observar las dos especies de ballenas en el mismo día cuando subieron, un cachalote y dos rorcuales comunes. La sensación que sientes y te transmiten cuando los contemplas es indescriptible. Y te preguntas, ¿cómo de inmenso tienen que ser los océanos para albergar a estos mamíferos tan majestuosos?. Pero para nuestra tristeza, por muy grandes que sean los mares y océanos, todas las especies de cetáceos se encuentran terriblemente amenazadas como resultado de la actividad humana. Redes de pesca, el tránsito de grandes buques, los sónar (Sound Navigation and Raging), la caza, la contaminación, los plásticos y todo tipo de basuras en el mar..., como para estar a salvo. Urge obtener conocimientos sobre las especies de cetáceos y sus poblaciones para poder evaluar hasta donde están afectando todas estas amenazas, y así paliar y poder tomar medidas que las puedan proteger. Aunque algunas de estas, serán ya imposibles de eliminar.

Acompañaban a la embarcación también preciosos calderones, delfines comunes y delfines listados. Volveremos este año a intentar avistar a las impresionantes orcas, que ya están por llegar...






martes, 22 de enero de 2019

Sierra de Malcata

Sierras portuguesas colindantes al oeste de la provincia de Cáceres. En una breve incursión en estos parajes nos pudimos llevar una primera impresión. Lo que concierne a la propia reserva natural, que parece ser también es reserva de caza, lo constituyen plantaciones de pinos resineros, enormes plantaciones muy apretadas, demasiado. Tiene que dar algo de yuyu recorrer el entramado de cortafuegos que lo dividen en pleno verano, yo no lo haría por prudencia, pues es un laberinto algo peligroso en caso de salir ardiendo. 

A pesar de ser repoblaciones monótonas para explotación, deben albergar bastante biodiversidad, sobre todo ungulados que se refugiarán entre los impenetrables pinares. Dicen que el lobo se llega a ver de vez en cuando por esto parajes, y no me extrañaría pues aquí encontraría el lugar idóneo para no ser detectado. Dejar caer aquí que esta sería una perfecta entrada de lobos a tierras españolas.

Pero quizás tengan mayor riqueza el mosaico que rodea a esta reserva, donde aún se conservan bosquetes de robles, compaginados con tierras cultivables, arroyos, riberas bien conservadas, huertos..., que seguramente atraerán el más biodiversidad. 

También existen avistamientos de linces, aunque quizás la zona suroeste del entorno de estas sierras, donde se  observan grandísimas extensiones de monte mediterráneo desolados y salvajes, sería el lugar más apropiado.

No muy lejos y divisable desde sierra de Malcata, se encuentra sierra de Estrella, otro lugar al que prestaremos atención en otro momento sin lugar a dudas.

Por cierto, me encanta que el emblema de estas tierras portuguesas sea el lince ibérico...







jueves, 20 de diciembre de 2018

Mundo de asfalto XIV

Se suceden los atropellos de nutrias en la provincia de Cádiz, en diversidad de puntos y con bastante frecuencia. Ello junto a sus indicios nos indican que el animal está perfectamente representado en toda la provincia, y casi me atrevería a decir que no hay río, arroyo, embalse, donde no esté presente. La parte mala de todo ello es el aumento de atropellos, en carreteras como esta donde el tránsito es brutal y donde a pesar de ser una carretera secundaria los vehículos circulan a gran velocidad. El punto donde se encontraba esta nutria no se situaba muy apartado de una de las arterias principales y más importante de la provincia, el río Guadalete. El aventurarse por cualquier arroyillo cercano o atravesar campos de cultivos fragmentados por carreteras le hizo perder la vida.

Gracias a Pablo Díaz por darme el aviso de este animal atropellado, un dato más para tomar nota de por donde se encuentran nuestros carnívoros y sus amenazas más presentes, en este caso, las carreteras.


miércoles, 12 de diciembre de 2018

Sierra de la Silla

En la serranía de Grazalema. Su silueta nos recuerda a una silla de montar (fondo a la izquierda).


martes, 11 de diciembre de 2018

Siguen aunque no los veas

Cada vez que recibo noticias de ellos la emoción, la alegría y la esperanza me recorren por el cuerpo. Lástima de no poderlo gritar a los cuatro vientos y decir que sí, que siguen vivos y siguen ahí y todo apunta a que son más. Que están donde no crees que están, pero están, y cuando menos te lo esperas, aparecen. Así son. Ayy, si en este mundo fuésemos más colaborativos y perdiésemos menos tiempo en enfrentarnos y no escuchar, disfrutaríamos más. Para los que me sigan, son buenas noticias, lo raro, es que no estuviesen. 😉