martes, 16 de julio de 2019

viernes, 5 de julio de 2019

Cachalote, suerte!

Que te adentres en aguas del Estrecho, y puedas observar a placer a uno de esos mamíferos inmensos con los que compartimos vida en la tierra, no tiene precio. Con esa sensación de satisfacción nos dejó el impresionante cachalote que permaneció descansando en la superficie durante unos preciados minutos. Luego arqueó su lomo lentamente hasta asomar su aleta caudal, para sumergirse nuevamente en la inmensidad del océano.

Tras presenciar tal espectáculo, me enteré de que Japón volvió a reanudar la caza indiscriminada y cruel de ballenas. Parece ser que ya lo hacía bajo la tapadera de lo científico. Ahora ya lo hará a cara destapada y sin limitación. Me duele el alma pensar que a estos magníficos seres, tan impresionantes como necesarios, se le sumarán la amenazas como es la caza libremente y sin escrúpulos, y en contra de la humanidad. Por favor, organismos internacionales!, no permitan esta crueldad!









martes, 25 de junio de 2019

Calderón común (Globicephala melas)

Es extraordinario observarlos, y observar como te observan. Por que sí, los calderones son tremendamente curiosos, y cuando ven una embarcación llena de humanos que les miran y le hacen fotografías, pues ellos también se divierten observándonos😊. 

No puedo dejar de admirar a estos impresionantes cetáceos. Mamíferos marinos, sociales, y que se mueven principalmente en grupos matriarcales (madres y crías). Los podremos observar en la superficie  cuando asoman sus espiráculos para expulsar el vapor de agua y respirar. 

En su piel se pueden apreciar heridas y cicatrices, de enfrentamientos con otros individuos, o lamentablemente, heridas causadas por redes o hélices de embarcaciones. Estas cicatrices junto a la aleta dorsal, son usadas para identificar individuos a través de la foto-identificación. Atendiendo a esta aleta se podrán individualizar por su forma o por muescas permanentes. De esta manera y con estos mecanismos se hacen seguimientos y controlan los diferentes grupos que se mueven por aguas del Estrecho.






En la siguiente imagen muestro un grupo de delfines mulares (al fondo), de aletas menos redondeadas y más estilizados. Estos delfines aparecieron junto al grupo de calderones comunes. Ambos son muy territoriales por lo que se muestran alerta cuando suceden estas interacciones. 


Parece que los astros se alinearon con nosotros y en esta salida también tuvimos la suerte de poder observar nuevamente a un impresionante cachalote. Lo dejo para la siguiente entrada, mientras tanto, su soplo en la superficie.


Salida realizada con la empresa Turmares en Tarifa, unos verdaderos profesionales :)

viernes, 31 de mayo de 2019

Arte en la naturaleza

En cualquier rincón podemos encontrarlo.


lunes, 27 de mayo de 2019

Agallas

Las agallas, formaciones tumorosas que se producen en los tallos y hojas de árboles y plantas producidas principalmente por la picadura de un insecto cecidógeno. Estas formaciones anormales pueden adoptar diferentes formas. En esta imagen observamos dos de la más comunes que afectan al género quercus. Las típicas agallas esféricas que encontramos en los tallos y ramas, y agallas producidas en el envés de las hojas de aspecto verrugoso.

Y sí, la expresión "tener agallas", tiene mucho que ver con esto...


viernes, 24 de mayo de 2019

viernes, 3 de mayo de 2019

¿¿Amigos??

Internet y las redes sociales, son la prueba más evidente de que somos seres sociales, necesitamos comunicarnos y relacionarnos. Sentimos la necesidad de pertenecer y ser admitidos, en un grupo, en la sociedad. Creo es una de las características del ser humano. Y si no somos reconocidos es como si nos expulsaran o nos desterraran del ámbito de nuestra especie, y esto nos da terror pues nos hace vulnerables.

Yo no tengo dudas de que es la estrategia y el instinto de supervivencia del ser humano como ese ser social el que nos induce a ello. Debemos encajar en algún lugar para sentirnos arropado, no sentirnos solos, y no estar indefensos ante las adversidades de la vida ( y allá cada cual lo que considere adversidad).

Hoy en día en plena Era Digital es más fácil que nunca intentar encontrar un sitio, nuestro sitio, donde seamos admitidos, donde existamos y no pasemos desapercibidos. Rodeados de "Amig@s", aunque sean falsos. Donde parece que encontramos la solución a nuestros problemas de existencia, aunque se parezca más a un efecto placebo. Si no pululas por internet, no existes, si no tienes amistades en redes sociales y no recibes "Me gustas", no tienes la aceptación de la sociedad. Puede que se nos pase por la cabeza parecer un bicho raro de otra especie distinta a la nuestra, un animalillo indefenso que puede ser juzgado y expulsado.

Todo esto me resulta algo extraño, contradictorio. ¿Cómo es posible que una sociedad tan individualista a la que estamos evolucionando, busque con tanta persistencia pertenecer a esta misma? Puede que sea ese miedo intrínseco que tenemos a vernos desamparados, con un toque de egoísmo, "Yo quiere recibir de ti, pero aportando lo justito".

Quizás debamos tener cuidado, la fata de contacto y presencia física entre los de nuestra especie, puede degenerar. Vivir en un mundo ficticio no es bueno, donde todo es apariencia, donde no conocemos a las personas realmente, donde se dan malentendidos porque no sabemos quien está al otro lado. La naturaleza nos ha dotado de cinco sentidos ( o seis,  o siete, según lo veamos), pero por internet no los podemos desarrollar con plenitud, perdemos percepciones, y nuestras actuaciones pueden ser erróneas.

Intento desconfiar bastante de las redes sociales, e internet en general. Me he llevado muchas decepciones con los de nuestra especie, aunque estoy segura es fruto de esa falta de comunicación real. Creo debemos ser prudentes, y no creernos todo, y no sacar conclusiones solamente por lo que vemos a través de una pantalla.




domingo, 21 de abril de 2019

sábado, 20 de abril de 2019

Los esperados rododendros (Rhododendron porticum)

Comienza la floración del rododendro (Rhododendron ponticum), una delicia visual.




martes, 9 de abril de 2019

Pequeño duende

De no haber sabido que eras tan feliz allí, te hubiese traído conmigo, pequeño duende.


sábado, 30 de marzo de 2019

Mundo de asfalto XV

Nueva nutria atropellada en la provincia de Cádiz, se suman los atropellos de la especie. Gracias otra vez a Pablo Díaz por informarnos de ello.


jueves, 21 de marzo de 2019

lunes, 11 de febrero de 2019

jueves, 7 de febrero de 2019

Cachalote (Physeter macrocephalus)

Lejos, en el horizonte, se divisa una sugerente y enérgica expulsión de agua. Por su dimensión debe de tratarse del soplo de un gran animal en la superficie. Los monitores encargados del avistamiento de cetáceos gritan, ¡Es inclinado!, ¡inclinado...!. !Cachalote a la vista!. Rápidamente, la embarcación cambia de rumbo para dirigirse a un punto cercano donde poder observarlos mejor, pero siempre guardando las distancias regladas para realizar este tipo de avistamientos sin molestar ni interferir en los animales, es por ello que paran los motores.

En aguas del Estrecho, es posible divisar con suerte dos especies de ballenas de manera permanente, el rorcual común (Balaenoptera physalus) y el cachalote (Physeter macrocephalus). La mejor forma de diferenciarlos en la distancia es ver la dirección que toma su soplo, perpendicular a la lámina de agua en el caso del rorcual común, e inclinado unos 45º hacia delante y a la izquierda en el cachalote. 

Los cachalotes hacen inmersiones que pueden alcanzar los 1.200 metros de profundidad. La media de estas inmersiones suele durar unos 50 minutos, para después emerger de nuevo a la superficie donde realizan descansos de aproximadamente 10 minutos.

Ese día tuvimos suerte y pudimos observar las dos especies de ballenas en el mismo día cuando subieron, un cachalote y dos rorcuales comunes. La sensación que sientes y te transmiten cuando los contemplas es indescriptible. Y te preguntas, ¿cómo de inmenso tienen que ser los océanos para albergar a estos mamíferos tan majestuosos?. Pero para nuestra tristeza, por muy grandes que sean los mares y océanos, todas las especies de cetáceos se encuentran terriblemente amenazadas como resultado de la actividad humana. Redes de pesca, el tránsito de grandes buques, los sónar (Sound Navigation and Raging), la caza, la contaminación, los plásticos y todo tipo de basuras en el mar..., como para estar a salvo. Urge obtener conocimientos sobre las especies de cetáceos y sus poblaciones para poder evaluar hasta donde están afectando todas estas amenazas, y así paliar y poder tomar medidas que las puedan proteger. Aunque algunas de estas, serán ya imposibles de eliminar.

Acompañaban a la embarcación también preciosos calderones, delfines comunes y delfines listados. Volveremos este año a intentar avistar a las impresionantes orcas, que ya están por llegar...