domingo, 10 de enero de 2010

Parque Natural de los Alcornocales III (El Picacho)

Hola a todos!!, en esta entrada continuaré con el tercer capítulo del parque de los Alcornocales. Os hago un pequeño recordatorio de lo que fueron los capítulos anteriores.., en el primer capítulo os llevé por el mágico bosque de alcornoques que atravesamos camino de subida al pico del Aljibe, os enseñé el canuto formado por el río Pasadallana y sus recodecos, intenté trasmitir el ambiente que nos envuelve mientras lo cruzamos, y luego os mostré la cumbre del pico del Aljibe y las increíbles vistas que desde allí se pueden avistar... En el segundo capítulo os trasladé a otro río, el bonito Arroyo de la Miel, os enseñé sus helechos, sus verdores, sus impresionantes cascadas... Ahora en este capítulo os mostraré un rincón más del Parque Natural de los Alcornocales, se trata de la subida al Picacho, pico que se encuentra muy cercano al pico del Aljibe que ya os mostré, es más, existe un recorrido para realizar de pico a pico... El Picacho está situado pasando Alcalá de Gazules y antes de llegar a la Sauceda, este pico tiene 882 metros, pero su inclinación es bastante pronunciada. A sus pies se encuentra la garganta del puerto oscuro y una laguna temporal llamada también laguna del Pichacho, esta laguna solo la podremos encontrar llena cuando las lluvias ya han dado de sí, es preciosa verla en primavera, cuando se encuentra llena de anfibios y toda cuebierta de flores blancas, ya os mostraré fotos de ello...



Aquí os enseño una vista desde abajo del Picacho y la laguna a sus pies, aunque seca, ya ahora con la cantidad de agua que ha caído debe estar bastante llena... Bueno pues ese es el pico que íbamos a subir...


Al comienzo del recorrido y una vez pasada la laguna nos encontramos con este viejo y rústico horno y un albergue, creo que este ahora lo tienen cerrado...



Pasado el albergue atravesamos un bosque de viejos alcornoques, que conforme vamos subiendo los alcornoques se hacen más delgados, no sé si por las inclemencias del tiempo, como se observa es un bosque muy denso y cerrado. También observaremos en éstos el desorche que también os mostré en los capítulos anteriores...


También observamos en el camino helechos, señal de que allí también se concentra bastante humedad, ese día que fuí estaba todo muy seco porque fue antes de que vieniesen las lluvias, pero ahora el paisaje debe haber cambiado y habrán brotado nuevos verdes helechos...




Subiendo encontramos esta macrolepiota tan perfecta, aún no había llovido sin embargo pude encontrar varias especies de setas, una señal más de la gran humedad que se concetra en estos bosques de alcornoques...


Cruzamos este arroyo y sigue el bosque de alcornoques, aunque conforme vamos subiendo se van obsevando también madroños que en esta ocasión estaban cargados de sus rojos frutos, más de uno no pudo resistir la tentación a llevarse unos cuantos a la boca...




Conforme vamos tomando altura el terreno adquiere más pendiente y el arbolado se hace menos denso, pronto los alcornoques se irán sustituyendo por un bosque de pinos...




Ya la pendiente es aún más pronunciada y cuesta más dar cada paso..., aquí os muestro como aparece ya el bosque de pinos del que os hablo, el camino se encuentra muy bien encausado y no es posible perderse ya que es una ruta bastante visitada.





Conforme tomamos altura ya comenzamos a disfrutar de las estupendas vistas que avistaremos una vez alcanzada la cima, toda esa arbolada es el bosque de alcornoques que hemos atravesado.



Ya en los últimos metros de subida vemos como los pinos también van desapareciendo y poco a poco solo va predominando el matorral, que se forma en gran parte por jaras...


En esta foto que os muestro abajo, podemos observar el pico del Aljibe al fondo, este recorrido es el que os digo que comunica los dos picos, se puede hacer desde la Sauceda colonizando primero el Aljibe y luego el Picacho, o al contrario primero subida al Picacho y seguir por el Aljibe bajando por la Sauceda, es un recorrido bastante más largo por lo que conviene hacerlo cuando los días son más largos y hay más horas de luz, aún lo tengo pendiente de hacer...


Bueno, aquí os muestro el último desnivel que hay que subir, es bastante inclinado y conviene saber muy bien donde poner el pie, los bastones aquí nos serán muy útiles...


Ya colonizada la cima este es el paisaje que podremos observar, abajo observamos una carretera con la que podremos comparar bien el desnivel que hemos subido...







Estas maragaritas eran la únicas flores que en estos momentos se podía observar arriba, y no me pude resistir la tentación a fotografiarlas..., aquí los vientos suelen ser muy fuertes por lo que a penas hay árboles e incluso el matorral es bastante escaso...




Y aquí las vista el embalse de Barbate que también podremos divisar desde arriba...


Bueno y aquí parte de la vegetación que nos encontrábamos por el camino, esta de la flor amarilla que no sé ahora cual es, y abajo las jaras junto a helechos y aulagas creo...




Ya casi abajo se nos cruzó corriendo en el camino esta enorme mantis, me entretuve un momentillo con ella y le saqué unas tomas, al menos posó para mí un breve instante en el que aproveché lo que pude...






También cuando bajábamos encontré esta reunión de setas en este tronco, me resultó curioso el agrupamiento de todas ellas, parecía una manifestación de setas solo le faltaban las pancartas... También los majuelos seguían con sus bonitos frutos...






Bueno como os he dicho este recorrido lo hice antes de que cayera esta gran cantidad de agua que ha caído de sopetón, hemos pasado de la sequía a las inundaciones en un abrir y cerrar de ojos, así que el paisaje ahora debe haber cambiado mucho, todo estará más verde, la laguna estará llena hasta arriba y los arroyos fluyendo sin control, quiero pasarme por allí a ver el aspecto en cuanto pueda, así que os podré mostrar como es su aspecto ahora... Ya estoy pensando el siguiente capítulo de los alcornocales así que no os lo perdáis... Hasta pronto y Gracias por visitarme...

6 comentarios:

Luis G. dijo...

No pienso perderme el próximo capítulo, porque en éste he disfrutado como si estuviera a vuestro lado, admirando esa soberbia naturaleza, con toda la magia que desprende.

Gracias, Esmeralda, por enseñarnos esas maravillas.

Un beso.

Abi E. dijo...

Hola Esmeralda, detallada la excursión, pero con todo lujo de detalles y buenas fotos las que muestras.

Estare pendiente de la siguiente entrada y ver si la laguna ya tiene agua y los ríos bajan sin control.

Un beso enorme

ALE dijo...

Un trabajo bien hecho y se nota que disfrutado. Eres una guía de excursión perfecta, imagino que trabajarás en el ramo pues el desparpajo es tremendo. Tienes el don de la comunicación y acompañas tus narraciones con un reportaje fotográfico de alta calidad. La forma de componer paisaje merece ser destacada, es sensacional cómo sitúas cada elemento en el marco de la imagen realzando la belleza de lo que captas y centrando la atención allí donde quieres que nos fijemos. He disfrutado mucho con el paseo. Felicidades y gracias.

Julián Andrade dijo...

Bonitas fotos y sentidas descripciones. No podré resistir la tentación de utilizarlas en alguna pintura.

Ricardo Baticón dijo...

Hola Esmeralda!

antes de nada (y con un poco de retraso)...Feliz AÑO 2010! (si no lo había hecho antes porque últimamente no sé donde tengo la cabeza!)

Bueno, impresionante este super reportaje fotográfico que nos has deleitado con el tercer capítulo del parque de los Alcornocales. Me has quedado sin palabras. Un abrazo... y a seguir así durante el 2010!

Mario dijo...

Saludos
Yo acabo de visitar recientemente esta zona, y buscando algo más de información para un post que estoy preparando para mi blog, me he encontrado con tu blog y las fotos muy chulas.
Efectivamente la laguna de el Picacho esta llenísima de agua, y preciosa!

Me han encantado Los Alcornocales.

Felicidades por el blog.