martes, 5 de febrero de 2013

Océano Basura

El tiempo esta semana pintaba bien, y aunque durante la noche la temperatura registraba una bajada considerable, parecía que al medio día esta se volvía algo más condescendiente y su suavidad alentaba a pasear. Es lo que hice una de las tardes pasadas, aproveché las últimas horas antes de la caída del sol para pasear por esa playa tan bonita que tenemos en el sur. En este extremo suroeste de la península, cuando el sol refleja los últimos rayos en el horizonte produce un resplandor plateado en la lámina de agua. Fue en honor a este peculiar reflejo por el que le fue concedido el nombre de Tacita de Plata a esta ciudad rodeada de mar, donde las frías aguas del Atlántico se aproximan al Estrecho para converger con el cálido Mediterráneo.

Esa confortable tarde la marea estaba llena, como solemos decir aquí, el viento se comportaba moderado y la mar no se mostraba demasiado bravía. En su orilla, gaviotas y pequeños limícolas peinaban su plumaje con la suave brisa que se adentraba a tierra proveniente del sureste. Parecía una tarde tranquila y agradable después de los últimos temporales, una bonita tarde para buscar sosiego a la orilla del mar...



Pero, hubo algo que deslució esa placentera tarde. A parte de las gaviotas, de las limícolas, y las algas rodadas por el mar..., miles de enseres humanos yacían como una alfombra sobre la fina arena. ¿Quién podría haber dejado todo eso allí?, me pregunté. Podría haber pensado que un camión cargado de ellos los había desperdigado por  todo el largo y ancho de playa. Podría haber pensado que el supermercado se había dedicado a vaciar sus estanterías en aquel lugar, o que se trataban de artículos de ocasión de todo tipo que habían ofertado ese día sobre la arena... Pero no, nadie se había dedicado a llevar todo aquel material de diversos usos a la playa, no directamente. Fueron los temporales de días anteriores los que habían arrastrado la gran basura hasta la orilla. Pero no podemos culpar al temporal por ello, evidentemente la diversa y variada cochambre de cosas no habría llegado si no hubiera estado flotando en el gran azul, y el único responsable de que aquella basura llegase arrastrada por los temporales es sin lugar a dudas el hombre.

Como muestra os enseñaré algunos de esos artículos que en Playamarket se ofrecieron ese día... Pasen y vean, seguro que encontrarán todo aquello que buscan...

Aquí se ofrece una de artes de pesca, magnífica maraña enredada con cabos y cuerdas incluidos. Ideales para que tortugas marinas queden atrapadas y terminen ahogadas, o los delfines mutilen sus aletas. Algunas también poseen anzuelos que serán engullidos por escualos desgarrándolos y produciéndoles graves infecciones...

Bajo estas líneas un magnífico juego de envases, botellas, tetrabrik... Algunos también con contenido, que cosiste en aceites y todo tipo de productos de limpieza. Y cuando se rompan en trocitos las aves los podrán ingerir, les causará una muerte lenta y agonizante...



No podremos dejar de un lado estos magníficos calzados; rojos, blancos, amarillos, chanclas, zapatillas de deporte... Y señores, como novedad, la chancla cangrejera, también de usar y tirar...



Y en nuestra sección  de oportunidades, no se pierdan un bonito ejemplar de guante para manejar pescado de color verde oliva. También encontrarán juguetes para el niño o la niña y puede que hasta una lata de piña...


Ah, y para esta semana tan especial, el "Kit Carnaval", compuesto por una gafas de buceo ideal para que se disfrace en estas fechas. Y como complemento, este precioso pito de carnaval para disfrutar por las calles de Cádiz, echando más basura, por supuesto...


Y no se olviden, aquí nada de pagar bolsas, también las regalamos, por cierto, está también se puede devolver al mar...


Bueno, espero que en Playamarket hayan encontrado aquel artículo que buscaban, y si no lo han encontrado vuelvan después de un temporal, seguro que lo encontrarán...

Estimados todos, después de esta sátira quiero alerta la gravedad imperceptible de la situación en que se encuentran nuestros mares. Esta cantidad de basura que navega por los océanos es imposible de percibir y calcular, si hubiese algún sistema para medir todo esto estoy segura que las toneladas y toneladas serían interminables. Podemos apreciar los desechos que encontramos sobre tierra firme y nos alertamos de ello, y aún así se siguen echando desconsideradamente, pero en nuestros océanos y nuestros mares, esta masa pasa totalmente desapercibida, lo cual hace que sea aún menos palpable y difícil de controlar. También pasa totalmente inadvertida la gran cantidad de especies animales que mueren por ello cada día, atrapada en redes, ahogadas, mutiladas, como consecuencia de toda esta basura que sin límite se está vertiendo.

Los barcos, ya sean grandes, medianos o pequeños, evacuan todo tipo de desechos y esto ni se vigila ni se inspecciona, pues el mar es demasiado grande. Las redes que son caladas y se pierden, son arrastradas por las corrientes originando un peligro inminente a las especies que viven en este medio, provocando la muerte de miles de ellas. Los plásticos son ingeridos por muchas aves y también peces. Ni si quiera cuando un temporal los arrastra a la costa podremos apreciar ni una milésima parte de la contaminación sólida que flota sobre nuestros mares. Y no nos podemos olvidar de los contaminantes líquidos y químicos que destruyen e intoxican la vida marina, y esa si que es imperceptible. Nuestros océanos se destruyen lenta y silenciosamente, océanos y mares que forman parte de nuestra madre naturaleza y que como decía Félix Rodríguez de la Fuente, estamos matando poco a poco.

Os dejo para terminar ese reflejo plateado del que os hablaba al comienzo de esta entrada. Ese precioso resplandor bajo el cual se esconde un agua contaminada y un medio cada vez más destruido por el hombre, el "Océano Basura".

Un blog interesante:

http://artemarrano.blogspot.com.es/

Como siempre, gracias por vuestra visita...

4 comentarios:

Iza dijo...

Beautiful photographies :) Greetings from Poland :)

Abilio Estefanía dijo...

Hola Esmeralda, he notado una fina ironia presentando el playamarket, jajaja, la verdad es que lo has hecho muy bien, cualquier día te contratan para presentar un pase de modelos.
No aprenderemos nunca, pero hay que seguir intentandolo.

Besos

paula mendoza dijo...

Mira si es un ser vivo el mar que cuando está con marea de fondo o leva,forma parte de su preceso digestivo , es cuando más expulsa todo lo que vertemos en él para ,intentar,aliviarse o limpiarse

Fonso Gil dijo...

Me ha encantado como has descrito y narrado lo que debería avergonzarnos. Además de elocuente por tus imágenes, el ritmo que le impones es de un gran acierto.