jueves, 14 de mayo de 2009

La cigüeñela acróbata

La cigüeñela (Himantopus himantopus), es un ave zancuda de cuerpo esbelto y finas y largas patas. Nos recuerda a la cigueña blanca por su aspecto y colores pero en pequeñas dimensiones, pero en su clasificación taxonómica nada tienen que ver, ni siquiera pertenecen a su mismo orden, sin embargo si está muy emparentada con su prima la avoceta. Habita estuarios, marismas, charcas y lagunas, alimentándose de pequeños invertebrados y pequeños peces que aquí viven. La cigüeñela es un ave bastante confiada dentro de lo que cabe, llegando a establecer sus nidos muy cercanos al paso de humanos, no sin perder nucan de vista a éste, e interviniendo a la más mínima amenaza de peligro. Aquí podemos ver a esta preciosa ave en vuelo, tenía asentado su nido en la orilla de unas lagunas, muy cercanas a una vereda por la que transitan al día gran cantidad de personas. La pareja siempre alerta, vigilaba atentamente cualquier proximidad a su nidada, cuando el peligro se acercababa demasiado, levantaba el vuelo acompañado un reclamo estridente e incesante en señal de alerta, de alerta para llamar la atención del posible predador de huevos, y atraerlo hacia ella para poco a poco apartarlo lo más posible. Inicia en este momento un vuelo lleno de acrobacias, es la mejor acróbata de la naturaleza. En ocasiones, simula tomando tierra y agachándose en cualquier otro lugar apartado, como si de su verdadero nido se tratase, pero es un engaño a su adversario en un intento más para llamar su atención. Otras veces, actúa como si de una cigüeñela herida fuese, se arrastra por el suelo con un ala desplegada como si ésta le impidiese volar, otro intento más en su desesperación por salvar su futura prole. Una vez que se ha asegurado de que el peligro ya está lo suficientemente lejos, vuelve a su nido para cerciorarse que todo estaba como antes y a relentizar los latidos se su corazón, que tan al límite han llegado en su intento por proteger sus huevos. Este es un comportamiento más que nos enseña la naturaleza, y que nos muestra los mecanismos que ésta y sus habitantes han llegado a desarrollar en su intento por la supervivencia.


Os dejo estas fotos que pude sacar con dificultad de algunos de sus vuelos acrobáticos.


















Espero que os haya parecido interesante... Y gracias a todos los que siguen este blog.

6 comentarios:

Senderismo Luis Gispert dijo...

Hola, Esmeralda. Interesante crónica sobre la cigüeña y magníficas fotos de sus acrobacias. Me han gustado.
Saludos.

Pizarro dijo...

Buen seguimiento las fotos son geniales, abrazos.

Abi E. dijo...

Parece que han "bailado" para ti.

Como siempre buena serie de fotos, lo mismo que las de los correlimos.

Esque ahora entro menos porque tengo menos tiempo y se me amontona el trabajo.

Besos y gracias por todo

Fernando Pereiras dijo...

Buena entrada Esmeralda. Tanto fotografica como escrita. Saudos.

Sera dijo...

Un articulo muy instructivo,como ya sabes tuve la ocasion de verlas en la laguna Fuente Piedra pero no las vi ejecutar esas acrobacias..

Tomás dijo...

excelente esa colección de acrobacias de la cigüeñuela, es un lujo ver esta ave acción aerea,
un saludo