lunes, 15 de marzo de 2010

La primavera la sangre altera...

Hola a todos!!, este fin de semana, después de tantas lluvias y con el deseado descanso que nos han dejado, me lancé corriendo al campo para aprovechar el buen tiempo y disfrutar de la naturaleza, y por supuesto a fotografiarla... Este fin de semana me he llevado dos sorpresas muy esperadas y gratas, sobre todo una que ya os la contaré en la próxima entrada, pero ahora me centro mejor en esta...



Con estos primeros rayos de sol primaverales parece que nuestra flora y fauna se han activado, las flores ya están saliendo, los insectos revolotean a su alrededor, las aves voletean y comienzan con sus cantos y sus cortejos, muchos animales ya sienten la llamada del instinto y dentro de muy poco se aparearán para perpetuar la especie, ha comenzado la primavera..., y es que este dicho es muy evidente, "la primavera la sangre altera", y es que es en esta fecha cuando la mayoría de las especies tienden a reproducirse para aprovechar la abundancia de alimento y la buenas condiciones de esta estación para poder sacar adelante sus retoños... Como muestra de ello os enseño aquí uno de los cortejos más bonitos que se pueden observar en el mundo de las aves, los somormujos ya han comenzado con su parada nupcial, no sé si lo habréis podido observar en alguna ocasión pero es todo un espectáculo poder contemplarlos, así que si no habéis tenido la oportunidad yo os lo voy a enseñar... Cuando llega la primavera los somormujos comienzan su baile nupcial, un hermoso cortejo está a punto de suceder, el macho y la hembra se corretean, lanzan graznidos, se pasan ofrendas..., hasta que se disponen enfrentados cara a cara y comienzan el ritual, giran sus cabezas de un lado a otro de arriba a abajo, como si estuviesen realizando un sincronizado baile, solo les falta música, aunque de eso ya se encarga la madre naturaleza con sus sonidos primaverales...


Aquí abajo os lo muestro en imágenes, recordad que si queréis ver la foto ampliada solo tenéis que pinchar sobre ellas... Vemos como primero se persiguen uno al otro...

de pronto inician un correteo por encima del agua...



el macho y la hembra se van acercando enfrentándose poco a poco y agachando sus cabezas...




Una vez que se encuentran cara a cara y erguidos comienzan a danzar las cabezas, adornadas éstas con sus mejores galas, llamativas plumas rojizas y ocres... Giros de cabeza, sonidos..., se pone en machar la emocinonante exhibición...





de pronto se vuelven a separar y se vuelven a perseguir uno tras el otro, zambullidas, ofrendas..., también se tienen lugar en este bonito cortejo...


a los pocos instantes el espectáculo vuelve a repetirse...

se persiguen, agachan la cabeza y se colocan enfrentados de nuevo...






y vuelven a danzar sus cabezas...




terminan con el ritual y se apartan de nuevo para de nuevo volverse a perseguir..., en un momento realizaron el cortejo unas cuantas veces seguidas...







Pude observar esta danza a primeras hora de la mañana, cuando todo estaba en calma y nadie les molestaba, solos, centrados el uno en el otro, persiguiéndose, llamándose, bailando..., se mostraban el amor el uno al otro, llamémosle amor, o llamémosle instinto... Espero que os haya parecido interesante, en breve os enseñaré mi segundo y más esperado, encuentro... Gracias por seguirme...

4 comentarios:

Ars Natura dijo...

Merece la pena madrugar un poco para ver cosas como estas, verdad?

Buen reportaje.

aocon dijo...

Hola Esmeralda, una secuencia estupenda del cortejo y con unas imágenes de calidad que lo describen paso a paso. Debe de ser emocionante estar en plena naturaleza observando este espectáculo. Muy bien Esmeralda, nuevamente nos muestras un pedacito de vida natural a través de tus fotografías y tus excelentes narraciones. Un beso gaditana y me dejas con una intriga muy grande, a ver si desvelas pronto el misterio. Te sigo.

Paco dijo...

A quien madruga Dios ayuda!!
Gracias por compartir ese momento mágico, que no siempre podemos ver y por explicarlo con tanto detalle.

Un saludo.

Abi E. dijo...

Si es que esto de la jodienda no tiene enmienda, seguro que han cogido torticulis, jajajajaja.

Una preciosidad de fotos y muy bien llevado el relato de todo el ligoteo.

Un beso
el lio de Abi