jueves, 21 de marzo de 2013

Qué dicen las golondrinas...


Algo tienen las golondrinas, que cuando llegan, sus sonoros tintineos resuenan y nos llenan de placer. Puede que se deba a que su voz es la primera que anuncia su llegada, la llegada de la primavera. 

Ya vuelan rasantes los charcos, y recogen en sus bordes arcilla para elaborar sus nidos artesanos. 

Ya las podemos ver posadas en las tardes serenas, todas reunidas, unas junto a otras... Algunas se acicalan y otras hablan entre sí...  Porque sí,  ¡las golondrinas hablan!, yo las he escuchado, solo hay que estar en silencio y prestar mucha atención... Se cuentan historias, de sus peripecias en el largo camino atravesado, también hablan del tiempo, y de los mosquitos que este año ven volar... Hablan de cuantos retoños serán capaces de sacar, y como llevan de elaborados sus nidos...

Las golondrinas dicen muchas cosas os lo aseguro, cuando las veáis posadas lo podréis comprobar. Acercaros con cuidado, lo más cerca posible, entonces, escuchad, escuchad con mucha atención, entonces empezaréis a entenderlas, vuestra imaginación os ayudará...

7 comentarios:

J.R Ortega dijo...

Las golondrinas me han seguido a lo largo de mi vida, al igual que las cigüeñas, los mirlos y los gorriones. Me gusta verlas llegar.

Juan Carlos Gutiérrez López dijo...

Muy bonito,un saludo

Jesús Nicolás Sánchez dijo...

A mi me traen recuerdos de mi infancia, en esas tardes de verano, en cualquier pueblo, junto a un corral, entrando y saliendo, gorgojeando mientras las abuelas de negro cosen sentadas en la puerta de las casas, a la sombra.

Abilio Estefanía dijo...

Hola Esmeralda, cuando vengan este año lo intentaré.

Besos

manuel mateo dijo...

Preciosa diagonal y una muestra de tu imaginación y tu cariño por la Naturaleza.¡No la pierdas nunca! Un abrazo.

manuel mateo dijo...

¡Hola, Esmeralda!. Me ha costado bastante poder enviarte este comentario, no sé a qué será debido.Voy a intentarlo de nuevo.
Tu foto es una preciosa diagonal y tu comentario, como siempre, es una reflexión llena de cariño e imaginación hacia estas aves tiernas, benefactoras y laboriosas. No cambies nunca. Un Abrazo

Manuel Antonio Aragón Medina dijo...

Muchos recuerdos y añoranza al verlas..muy bonita..te felicito.
Un saludo.