lunes, 29 de abril de 2013

Eremitas

Ya en entradas anteriores, hablábamos de estos curiosos personajes de plumaje iridiscente y cabeza calva  ornamentada de predominantes plumas negras . Haciendo un poquito de memoria, comentábamos que se trataba de una especie, que hace bastantes años se llegó a distribuir por toda la cuenca mediterránea  ocupando zonas de la península ibérica, pero que en la actualidad sus poblaciones únicamente se encontraban restringidas en dos núcleos, una en Turquía y una segunda en Siria. Comentábamos también que hace unos años se dio comienzo a un proyecto de reintroducción  de la especie en la península, en aquellas áreas donde habitó y del que lamentablemente fueron exterminadas. Hoy por hoy los frutos de esta reintroducción parece están evolucionando con éxito y desde hace unos tres o cuatro años el Ibis eremita se está reproduciendo en el sur peninsular. Y aunque de una manera lenta, y una acción llevada a cabo dentro de un proyecto que ha sido como muchos víctima de los recortes y por lo tanto afectado por ello, gracias al destino que la misma naturaleza les ofrece y acompañado de la ayuda y trabajo de gente que realmente se implican, esta población de bis eremita se está estableciendo poco a poco.



Curioso ha sido que este año se han congregado varias parejas en el mismo cortado, entre cinco o seis nidos llegamos contar. Ello nos revela que se trata de un ave que también se agrupa en colonias para la nidificación, ya que tal agrupamiento también lo podemos observar en los desplazamientos y búsqueda de alimento que estas realizan, en las que siempre la podemos ver en grupos de varios individuos, por lo tanto creo que deberíamos hablar entonces de un ave social.


El día que fuimos a visitarlas los eremitas aún se encontraban elaborando y organizando sus nidos. Entre idas y venidas, recogían y portaban hasta sus preciosas terrazas adosadas, diversos materiales que  cuidadosamente ensamblaban en el confortable lecho donde su pequeña familia vería la luz por primera vez. Ramitas para arriba, ramitas para abajo..., lo hacían y deshacían como si no terminasen nunca contentas de como estaba resultando, aunque poquito a poco iban tomando forma... 



Nos resultó muy interesante y entretenido el observar a estas cómicas aves un buen rato, pues en su comportamiento podemos destacar la tremenda curiosidad que sienten por todo aquello que les rodea. En muchos momentos creo podrían ser comparables a niños pequeños, pues cogen, sueltan, toquetean con sus larguiruchos picos todo aquello que les llama la atención.




A aparte de encontrarse ese día bastante ocupadas en la construcción de sus nidos, también tuvimos la suerte de poder observar varias cópulas. Después de un intercambio de tiernos arrumacos y mimos con sus piquitos, los machos pasaban a pisar a las hembras a las que suministraban a su vez una ración de tiernos picoteos más.




No me quedó claro si en este alboroto de eremitas pudiese darse algún que otro trío, pues en alguna ocasión parecía algo sospechoso. Lo que si está claro es que, a estos personajes desflecados no les preocupa en absoluto su intimidad.




Y para terminar os dejo un vídeo, en el que podremos apreciar mejor todo esto que os he contado. Podremos ver como forman sus nidos, como transportan materiales para su construcción, y como se reparten tiernos arrumacos y atenciones. Espero estimados todos, que os haya resultado interesante la curiosa vida del Ibis eremita, y esperemos que este año de abundantes lluvias y alimento, les sea provechoso y consigan sacar adelante muchos retoños más. Para finalizar del todo y por curiosidad, os dejo una breve definición de la palabra "eremita" que podremos encontrar en wikipedia, dice así:

Ermitaño o eremita: persona que elige profesar una vida solitaria y ascéptica, sin contacto permanente con la sociedad. El vocablo eremita procede del latín eremita, que significa "del desierto". En sentido laxo, el término se extendió para significar a todo aquél que vive en soledad, apartado de los vínculos sociales.

Como comprobaréis, nada creo tiene que ver con estas aves, al menos este grupo en particular, puede que hace muchos años atrás pudiesen tener un comportamiento más solitario, pero a nuestros amigos de hoy creo les gusta bastante la compañía...

Como siempre, gracias por vuestra visita.

I

7 comentarios:

ferreiro dijo...

magnifico reportaje muy didactico un saludo

Juan Carlos Gutiérrez López dijo...

Nunca los habia visto,comentas que estan en el sur de la peninsula porque parte.Un saludo

Manuel Antonio Aragón Medina dijo...

Vaya entrada Esmeralda..documentada con todo lujo de detalles y la alegría de saber de esa nueva población. Enhorabuena por tan buen trabajo y gracias por acercárnoslo..
Saludos.

Esmeralda dijo...

Juan Carlos, la reintroducción se hizo en la provincia de Cádiz, en la costa.

Gracias por vuestros comentarios.

Jerónimo Milán dijo...

Hola Esmeralda,

impresionante reportaje sobre esta ave que aun no tengo la suerte de conocer en persona. Hace tiempo que te sigo y he de confesarte que me encanta tu trabajo, eres una de las buenas, si señor. Bueno pues felicitarte por tan enorme publicación y por este estupendo blog que sigo día a día. Enhorabuena.

Esmeralda dijo...

Gracias hombre, muchas gracias!

manuel mateo dijo...

¡Hola, Esmaralda! Como de costumbre, un magnífico trabajo.Precioso video y fotografías amenizadas con una narrativa de clase. Enhorabuena. Afectuosos saludos de Encarni y Manolo.